Inscríbase para recibir nuestro newsletter mensual

Enviar
(* Campos obligatorios.)
images/banners/banner-catalogo-en-lineaespmouseover.jpgimages/banners/banner_representadas-esmouseover.jpg
Seleccione la música que desea escuchar mientras visita nuestro sitio

Notice: Undefined index: HTTP_REFERER in /home/bedit13/public_html/sections/obras/ver-obra.php on line 18

El ángel de la muerte, sin opus (2008)
- Ópera en dos actos con libreto de Marcelo Perusso, basado en un drama de Jean Cocteau
- Música de Mario Perusso

Duración: 95 minutos. Primer Acto: 45 minutos – Segundo Acto: 50 minutos.

Orquestación: 3.2.3.3 – 4.3.3.1 – Timbal - Percusión - Cuerdas.

Tipo de Obra: Obras Escénicas

Pedir Obra

Estreno Mundial: 15 de agosto de 2008 en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino de La Plata, Argentina.
Director de Orquesta: Guillermo Scarabino
Dirección escénica y director escenográfico: Macelo Perusso
Diseño de vestuario: Stella Maris Muller
Producción escénica realizada en los talleres del Teatro Argentino.

 

Personajes

 

La Reina                        – Mezzosoprano (en el estreno Alejandra Malvino)

Azrael                          – Tenor (en el estreno Marcelo Puente)

Noemí                           – Soprano (en el estreno Patricia González)

Oskar de Grössenbach    – Tenor (en el estreno Enrique Folger)

Ricardo de Streber          – Barítono (en el estreno Leonardo Estévez)

Archiduquesa                 – Contralto (en el estreno Alicia Alduncin)

 

Jefe de Brigada – (en el estreno Oreste Chlopecki)

Dama 1 – (en el estreno Claudia Montagna)

Dama 2 – (en el estreno Roxana Deviggiano)

 

 

Editor original: BARRY EDITORIAL. Representantes exclusivos para todo el mundo.

 

Comentario

Partitura de puño y letra de Mario Perusso 

Mario Perusso y El ángel de la muerte

[...]                                                                                     

Mario Perusso y la ópera

 

El primer trabajo para la escena lírica de Mario Perusso es La voz del silencio con libreto de Leonidas Barrera Oro, estrenada en el Teatro Colón el 23 de noviembre de 1969. Es una obra tributaria de la vanguardia y la experimentación de la época con una acción que se desarrolla en un lugar y época indefinidos.

En diciembre de 1989 llegó a la escena Escorial, adaptación de la obra del mismo título de Michel de Ghelderode, con dos personajes principales: el Rey y Folial, su bufón.

También en el Teatro Colón se estrenó el 8 de junio de 1993 Guayaquil, drama lírico en siete cuadros con libreto de Agustín Perez Pardella , donde se da vida a los Libertadores San Martín y Bolívar, sorprendidos en el momento de su tránsito hacia la inmortalidad.

 

El ángel de la muerte

 

Con libreto de Marcelo Perusso basado en la obra El águila de dos cabezas de Jean Cocteau, Mario Perusso da a conocer su cuarto trabajo la escena lírica. Precisamente, régie y compositor convinieron, para que la obra cobre aún más expectativa hacia su desenlace, no incluir una síntesis argumental de rigor en el programa de mano.

En la obra literaria original Cocteau quiso revivir el melodrama y explotó al máximo el juego de las coincidencias. Su trama básica retrata a una reina de un país cualquiera de Europa central que vive en un empecinado aislamiento desde la muerte de su esposo, asesinado el día de su boda. Una noche, en el aniversario de la tragedia, un poeta anarquista penetra por la ventana a su habitación con el propósito de asesinarla. Por curiosa coincidencia el anarquista es el exacto retrato del difunto rey, lo que desata una auténtica historia de tintes dramáticos.

La adaptación para la escena lírica supuso buscar los momentos de mayor lirismo, concentrar el drama original, dar mayor acción a una obra primigenia de largos monólogos y escribir algunas escenas nuevas. Como todo libreto operístico se aparta del original sin renunciar a que quede lo esencial de la idea del autor.

Musicalmente la ópera se encuentra entre la tonalidad y la atonalidad libre. No hay música electrónica, ni series dodecafónicas, ni serialismo. Hay libre juego tonal sin renunciar a los motivos guías, siendo lo más importantes el de 'La Reina', el de 'Azrael' y el de 'El Reino'.

El orgánico de la orquesta es muy similar al de Ariadna en Naxos de Strauss o de El cónsul de Menotti. Además de las cuerdas habituales encontramos: una flauta, un oboe, tres clarinetes, un fagot, dos cornos, dos trompetas y percusión.

La obra no incluye coro y los personajes principales tienen la siguiente asignación de registros: La Reina es mezzosoprano, Azrael (el ángel de la muerte) es un tenor lírico, Noemí es una soprano lírica, Oskar es tenor, la Archiduquesa es contralto y Ricardo, barítono.

[...]

Por Gustavo Gabriel Otero

 

Extracto del comentario publicado en el programa de mano del
Teatro Argentino de La Plata en ocasión del
estreno mundial de la obra en Agosto de 2008.