Inscríbase para recibir nuestro newsletter mensual

Enviar
(* Campos obligatorios.)
images/banners/banner-catalogo-en-lineaespmouseover.jpgimages/banners/banner_representadas-esmouseover.jpg
Seleccione la música que desea escuchar mientras visita nuestro sitio

Notice: Undefined index: HTTP_REFERER in /home/bedit13/public_html/sections/obras/ver-obra.php on line 18

Sinfonía Lírica -Una, sin opus (2010)

Duración: 30 minutos

Orquestación: Soprano, Mezzosoprano y Orquesta: 4.3(III= Contralto).4(I= Piccolo en Mi bemol Clarino - IV= Bajo en Si bemol Clarone).3(III= Contrafagot) - 6.4.3.1 - 6 Timbales - Percusión (Bombo, Tambor, 3 Tom-Tom, Legno, Matraca, Claves, Cascabel, Xilófono, Crótalos, 12 Campanas tubulares) - Cuerdas.

Tipo de Obra: Orquesta, Obras vocales/corales

Pedir Obra

Al Teatro Colón en el Bicentenario de La Patria

 

Texto: poemas de Alfonsina Storni, Raquel Adler, Ema Solá y Juana María Gómez
Música:
Mario Perusso
Encargo del Teatro Colón de Buenos Aires

Estro Mundial: en el Teatro Colón de Buenos Aires el 26 de Noviembre de 2010 en ocasión del Concierto de los Bicentenarios celebrado en ocasión del centenario de la independencia de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay y Venezuela.
Orquesta ejecutante: Filarmónica de Buenos Aires
Dirección: Maestro Arturo Diemecke
Solistas: Carla Filipcic Holm (s) y Alejandra Malvino (ms).

 

Editor original: BARRY EDITORIAL.
Representantes exclusivos para todo el mundo.

 

Movimientos:


I - Alfonsina Storni: Palabras...
II - Raquel Adler: Despertar
III - Ema Solá: El erque
IV - Juana M. Gómez: Buenos Aires ciudad plena...!

 

Comentarios:


Diario “Clarín” de Buenos Aires,   
27 de Noviembre de 2010

[...]

La Sinfonía Lírica de Perusso -escrita para soprano, mezzo y gran orquesta- conecta impecablemente con las anteriores. Además de retomar la poesía de autores nacionales (Alfonsina Storni: Palabras para mi madre , Raquel Adler: Despertar , Emma Solá: Erque y Juana María Gómez: Buenos Aires, ciudad plena ) se escucha en ella, nuevamente, la intención de musicalizar el realismo mágico, de difuminar en una personal búsqueda de timbres el folclore regional. Aunque ese folclore suena más abstraído que en la música de Revueltas y Ginastera, seguramente por la falta de arraigo tonal pero también por un cierto manejo efectista del timbre.

Tal vez el efecto más notable de la Sinfonía ... sea el glissandi de cuerdas que se disuelve en una nota pedal del órgano para sostener la más inquietante melodía, antes del desgarrador Palabras a mi madre , cantado a capella. No menos atractivas suenan las campanas tubulares en el tercero, con el poema de Emma Solá. Más allá de la fuerte patinada de los cornos en el comienzo de la Sinfonía..., la interpretación fue fluída y expresiva. Potentes y afinadísimas, las voces de la mezzo Malvino y la soprano Carla Filipcic Holm sostuvieron la atmósfera que piden los textos.

[...]                                                                                                                       Sandra De La Fuente

 

Diario “Ámbito Financiero” de Buenos Aires,   
25 de Febrero de 2010

 

[...]


M.P.: Elegí escribir una sinfonía que por sus características sea una obra importante, sinfónico-vocal, ya que incluye a una soprano y una mezzosoprano como voces solistas. Es una sinfonía lírica, entonces, que utiliza textos de poetas mujeres argentinas. Provienen de una recopilación que salió hace muy poco e incluye a una serie de escritoras no demasiado conocidas. La única excepción es Alfonsina Storni, que una vez más habla sobre el mar.

P.: ¿Con qué criterios seleccionó los poemas?

M.P.: Debían dar una imagen del país. Algunas hablan sobre el paisaje, otras sobre el viento o el mar y terminan con una Oda a Buenos Aires, y como la conmemoración es sobre algo que ocurrió en Buenos Aires, y además yo soy porteño, se me ocurrió un canto a Buenos Aires como número final. La obra tiene una duración aproximada de treinta minutos y está en proceso de realización.

P.: ¿Con qué lenguaje la está escribiendo?

M.P.: Con el que acostumbro a escribir siempre, como hice la ópera que estrené el año pasado en La Plata. Diría que el mío es un lenguaje posmoderno. Yo uso todo lo que tengo a mano en materia sonora. Soy de fusionar distintos elementos del lenguaje, menos el serialismo porque ahí no me siento demasiado cómodo. Juego con los procedimientos tonales y atonales, según lo que tengo que expresar. Es una mezcla de lenguajes, no de estilos. Según lo que tenga que decir utilizo el lenguaje conveniente a esa necesidad expresiva. Es un poco como esas personas que dominan distintos idiomas y mezclan el castellano con el francés o el inglés. Creo que el contraste es lo que le da riqueza a una obra. El contraste de color o de matiz, eso es lo que me interesa exponer en la partitura. Ya en la sinfonía tradicional clásica también se trabajaba con los contrastes: un movimiento rápido se oponía a otro lento y así. La música demasiado tonal es muy monótona, salvo cuando esta en manos de un Mozart o un Beethoven, pero si todo es muy atonal también resulta monocorde. Una vez me dijo el maestro Teodoro Fusch, hablando del colorido orquestal, si usted hace girar un prisma con todos los colores le dan gris.

P.: ¿Cómo es la estructura de la obra?

M.P.: Hay un planteo tradicional, que son cuatro movimientos (...) Las cantantes tienen un arioso cada una y luego cantan juntas en el final. La Orquesta es grande en su conformación. La va a estrenar la Filarmónica de Buenos Aires y la dirigirá Enrique Diemecke, que es un gran maestro de la dirección.

[...]