Inscríbase para recibir nuestro newsletter mensual

Enviar
(* Campos obligatorios.)
images/banners/6jYB7_banner-pedidomateriales3_es_hover.jpgimages/banners/banner_representadas-esmouseover.jpg
Seleccione la música que desea escuchar mientras visita nuestro sitio

Notice: Undefined index: HTTP_REFERER in /home/bedit13/public_html/sections/obras/ver-obra.php on line 18

Danza salvaje, opus 26b
- Para orquesta sinfónica (con saxofón tenor y guitarra eléctrica)

Duración: 10 minutos

Orquestación: 3(3=Picc).2.3(3=Clarinete bajo).Saxo tenor.2 - 4.2.31 - 6 Percusiones - Guitarra eléctrica - Piano - Arpa - Cuerdas.

Tipo de Obra: Orquesta

Pedir Obra

Dedicada al Maestro Carlos Vieu

La pieza se basa en un ostinato de superposiciones que despliegan gran energía rítmica y anímica. Interpoladas, se hallan dos secciones a manera de riffs, con solos especiales del saxofón tenor y la guitarra eléctrica, dándole a la obra no sólo un color tímbrico especial, sino una gallardía y arrojo que son fundamentales para el carácter de la obra.

 

Comentario para la interpretación:

Danza Salvaje, opus 26b se trata de la segunda versión de la obra del mismo nombre. La percusión ha sido reducida y la obra ampliada para darle más lucimiento a algunos instrumentos, balanceando la orquestación masiva de la primera versión dándole más sutileza a la pieza. Aparte de la ampliación con algunos desarrollos, se ha disminuido la indicación metronómica para darle más claridad a algunos pasajes, indicando esta vez la negra, entre 80 y 84 por minuto. La ductilidad del “tempo” estará a merced del director, teniendo en cuenta las posibilidades de articulación de la orquesta de la cual disponga: a mayor posibilidad de articulación, podrá interpretarla más lenta (nunca menos de 80) pero si los instrumentistas no poseen estas cualidades, deberá tender a subir la velocidad de la pieza, pues en caso contrario correrá el riesgo de arruinar toda la concepción estructural de la obra. (84, o incluso más, si fuese posible).

Se ha agregado también un piano, cuyo intérprete deberá tener en cuenta que está compitiendo con una sonoridad masiva, de tal manera que no deberá tener un toque refinado de solista, sino un toque “salvaje”, con excepción tal vez del pequeño solo, el cual no obstante deberá ser sonoro y rítmico.  En los tutti deberá ayudar a que la articulación de los bajos sea los más punzante y clara posible.

Dejo a criterio del director el balance de los  planos: existen varias melodías superpuestas y el mismo deberá definir  en cada caso de antemano cuáles deseará poner en relieve a fin de evitar  una sonoridad caótica y destemplada en los tutti.

Muy importante deberá ser el balance del saxofón, más aún, el de la guitarra eléctrica, los cuales, sin excepción, deberán escucharse sobre la orquesta claramente en los pasajes acotados a “solo”. Una opción también podría ser que los tocaran de pie.

Por último, una acotación sobre la percusión: algunos instrumentos deberán ser ejecutados por instrumentistas de manera alternada. Existe la opción de que los correspondientes  instrumentistas puedan disponer de triángulo y platillos duplicados, pero no creo práctico disponer de tres Gran Cassa, por lo cual solicito tener en cuenta una organización minuciosa de los espacios (y de los mismos percusionistas) en la sala del concierto para que los correspondientes responsables puedan alternar una única Gran Cassa.

Esta segunda versión alcanza los diez minutos de duración, y eventualmente podría ser coreografiada, llegado el caso.

Lucio Bruno-Videla - Buenos Aires, 11 de febrero de 2019